Cuidado de la barba: limpieza

Recientemente, la barba se ha convertido en una expresión más de la masculinidad.  No significa por esto que tenerla o no sea un indicador del nivel de masculinidad, pero, al igual que los cortes de cabello, el uso de la barba se ha vuelto un elemento más para la expresión del individualismo de cada hombre.  El cuidado de esta no está únicamente en el estilo.  Es de vital importancia la limpieza adecuada.   Una barba descuidada definitivamente no llamará la atención; pero una barba sucia llamará atención indeseada.

Además de tener cuidado en mantener la forma de la barba, es tan importante limpiarla de forma correcta. Limpiar la barba regularmente es parte del proceso para mantenerla atractiva, además de ser saludable para el vello facial y la piel. Hay dos elementos que debemos tener en mente al limpiar la barba:

  • Eliminar los residuos grasos producidos naturalmente por la piel
  • Restituir y mantener hidratados los vellos de la barba

Dependiendo del tipo de piel, la secreción de ácidos grasos será más o menos abundante.  Esto cambia al permitir que el vello facial crezca y aumenta de manera proporcional con la longitud de este: una respuesta natural del cuerpo para mantener humectadas las células del vello.  Este cambio en producción de grasa presenta un problema, pues el aumento también contribuye a capturar más residuos y acumularse cerca de la piel.

Es por eso indispensable limpiar la barba frecuentemente.  Lo recomendable es hacerlo al menos una vez al día.  Esta frecuencia aumenta con la longitud de la barba, los cambios en rutina diaria o alimentación.  Si trabajas en una oficina y haces un fin de semana de camping o caminata, igual si haces natación en lugar de ejercicios de resistencia, o si sales a correr a una zona urbana en lugar de una zona rural, cambiará la cantidad de residuos depositados en tu piel.  De la misma manera, si comes un asado, no solamente estas en riesgo de que pequeñas (o no tan pequeñas :) ) particulas se depositen en la barba, pero el aumento en consumo de proteina y grasas será secretado por los poros.  Como dice el dicho: “Somos lo que comemos”.

Limpia la barba al menos una vez al día.  Ajusta el número de veces según necesites.

Sin embargo, debemos considerar que a diferencia de la piel del cuero cabelludo, la piel bajo la barba no está diseñada para alojar abundante vello.  Esto significa que el balance en la producción de ácidos grasos saludables es más delicado y más fácil de alterar, lo que incide en al acumulación de residuos.  Un error que comenten muchos “barbudos” es utilizar los mismos productos para el cabello y para la barba.  Esto es contraproducente, pues no solamente los productos están diseñados para el cuero cabelludo sino que en su mayoría estos productos poseen un exceso de químicos poco beneficiosos para la salud (más sobre eso en otro post).  Por lo tanto, para lavar la barba debes utilizar jabones con una acidez (pH) balanceada y la menor cantidad de químicos que puedan contribuir a alterar el balance de la piel.

No uses los mismos productos del cabello para limpiar la barba.

Existen variedad de jabones que puedes utilizar para la limpieza de la barba.  Hoy existen muchos productos especializados para la limpieza, pero también van acompañados de precios menos accesibles.  Mi recomendación es usar un producto simple, lo más natural posible.  No tiene que ser orgánico, simplemente poseer pocos ingredientes para ayudar a mantener el balance del pH de la piel.

Usa jabones artesanales o naturales, preferiblemente de origen vegetal.  La simpleza de estos reduce las probabilidades de agentes irritantes para tu piel.

Dentro de los jabones recomendados tenemos los jabones de glicerina.  La glicerina es un compuesto graso cuya fabricación generalmente utiliza algún tipo de azúcar o alcohol (Glycerin soap – Wikipedia) y se caracterizan por ser transparentes.  Los jabones de glicerina pueden provenir de grasas animales o vegetales.  Además de los jabones de glicerina, tenemos otros jabones vegetales como el jabón Aleppo (Aleppo soap – Wikipedia) a base de aceite de oliva y con aceite esencial de laurel, el jabón de Castilla (Castille soap – Wikipedia) que evoluciona del jabón Aleppo pero no incluye laurel, y el jabón de Marsella (Marseille soap – Wikipedia).  Estos últimos tres son jabones duros y aunque los procesos de fabricación son en su mayoría industrializados, su calidad es mayor e incluyen pocos ingredientes.

En particular he usado dos marcas de jabón con muy buenos resultados.  El primero, es Dr. Bronner’s, un jabón de Castilla fabricado en forma líquida y pastilla dura.  Aunque ambos poseen ingredientes similares, prefiero utilizar las pastillas duras, pero es una lástima que ya no incluyan en su nueva línea el jabón con aceite de Cannabis.  Otro jabón recomendado es Olivia Care, una mezcla de jabón de glicerina y Castilla.  Aun cuando contiene aceite de palma (palmitato de sodio), el número de ingredientes es tan pequeño que no es irritante.  He usado el jabón de té verde y mandarina, así como el de lavanda, con excelentes resultados.

Olivia Care castille soap with tea tree and mandarin oils

Por último, luego de quitar los residuos grasos de la barba, debemos restituir por nuevos aceites.  Para esto seguimos el mismo principio de usar productos con la menor cantidad de ingredientes y de la mejor calidad.  Es importante escoger aceites que humecten la piel y las células de los vellos, pero que además no se oxiden o arrancien.  Un buen balance entre aceites bases y aromas ayuda a mantener humectada la barba, dándole suavidad y brillos saludable.  Escoge un aroma que se ajuste a tu gusto, manteniendo en mente que no debe ser sobrecogedor, pues permanecerá contigo durante todo el día.

Busca aceites de jojoba, risino, citronela, bergamota, almendra, lavanda, cannabis, árbol de té, oliva, argán o semilla de uva.  Todos estos aceites base poseen una buena cantidad de ácidos grasos y algunos antioxidantes.  Esto es importante tanto para mantener los vellos hidratados y humectados, promoviendo además nutrición a la piel debajo de la barba.  Algunos barbudos afirman que ayuda a promover el crecimiento del vello y a fortalecerlo.  Estos aceites base en combinación con aceites esenciales para agregar fragancia, entre otros beneficios, harán que tu barba luzca presentable y saludable.

Humecta la barba con aceites esenciales para mantenerla suave e hidratada.

Aunque los aceites para la barba deben ser tu primera opción, no dudes en experimentar un poco.  Al final cada piel y cada barba es tan única como su dueño.  Yo encontré un aceite para masajes, con aceite de argan, oliva, shea butter y jojoba.  La ventaja de este aceite es que al no ser para un mercado tan especializado como el cuidado de la barba, es un tanto mas económico y viene en una presentación mucho más voluminosa.  Naturelle produce este aceite para masaje, que posee aceite de almendras y lavanda. El olor es muy suave y luego de un par de horas se vuelve imperceptible a mi nariz, pero no a la de mi pareja.

Aceite para barba Naturelle, con jojoba, oliva, argan, shea, almendra y labanda

No debes olvidar el masaje.  Empezando con una barba recien lavada, debes aplicar una moderada cantidad de aceite y masajearla.  Coloca unas 4 a 8 gotas de aceite e inicia masajeando la piel en la base de la barba.  Luego lleva el aceite hacia las puntas.  Haz un masaje vigoroso, sin ser muy enérgico para no lastimar la piel.  Procura usar la punta de los dedos para evitar que el aceite se quede entre estos y lo desperdicies.  Una vez aplicado el aceite puedes arreglar la barba con los dedos o usando un peine limpio.

En la barba recién lavada, masajea una pequeña cantidad de aceite usando la punta de los dedos y empezando desde la piel debajo hacia las puntas.

Eso es todo.  Espero que disfrutes de la experiencia de una barba limpia y saludable. Ten por seguro que provocarás la mirada furtiva de algunas admiradoras y otros cuantos envidiosos.

Para saber más:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s